1930

El "Surexpres" descarrila en las proximidades de la estación de Doñinos de Salamanca (desapareció hace muchos años), en la que no hubo que lamentar víctimas mortales, aunque sí cuantiosos daños en el material ferroviario.