1929

La Junta General de la Compañía Medina-Salamanca, oída la Memoria del Consejo de Administración, acordó transferir a la Compañía Nacional de los Ferrocarriles del Oeste de España esta línea.

Se instalan teléfonos en varias estaciones, entre ellas, Salamanca. El número era el 510.

En el depósito de Salamanca estuvieron asignadas las 17 locomotoras 030 de Oeste.