1913

Se pone el funcionamiento el tren denominado "Rápido de Medina" formado por locomotora de vapor y coches, que circula los lunes, miércoles y viernes entre Porto-Salamanca y Medina. En sentido inverso, los martes, jueves y sábados. El domingo no había servicio. La duración del trayecto era de doce horas y media.

Este tren internacional unía desde este año la estación londinense de Charing Croos con la lisboeta de Rossío, pasando por las parisinas de Norte y Orsay.